Posidonia, la reina de las aguas cristalinas de las Islas Baleares

Gracias Posidonia... por esa mezcla de azules turquesas y verdes en aguas transparentes que dejan un fondo relajante, magnífico, que ha dejado durante décadas el sello de identidad del mar de las Islas Baleares, elegido para infinidad de anuncios, postales, fotos, publicaciones, vacaciones, viajes en mar e incluso a nado... una mezcla sublime que tiene detrás todo tu trabajo y actividad biológica desde debajo del mar.

Única en el mundo

Endémica, la Posidonia Oceánica solo vive en el Mediterráneo y es una planta que convierte nuestros mares en únicos en el mundo, por su mágica acción sobre él. Su morfología y capacidad reproductiva asombra a numerosos científicos motivo por el que con el tiempo ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Tan solo en algunas zonas de Australia se ha visto una especie de características similares, pero no iguales.

Larga vida a la Posidonia

Aunque parece un alga, se trata de una planta muy longeva. Las praderas de posidonia pueden vivir hasta 60 años. Una de las más extensas se encuentra entre Ibiza y Formentera y se calcula que puede medir hasta 8 km y tener más de 100.000 años. Su historia sitúa sus inicios en tierra firme, aunque ha sabido adaptarse a la subida del mar hasta lograr sobrevivir bajo él, manteniendo su raíz, tallo y flores.

Oxigenando nuestras aguas

La calidad del oxígeno del agua aumenta gracias a la Posidonia que hace de sus praderas submarinas un perfecto lugar para la vida de numerosas especies liberando toneladas de oxígeno en algunas de las zonas de mayor extensión del Mediterráneo. Al buscar la luz, sus tallos crecen en vertical generando espacios donde muchas especies pueden cobijarse de los duros fondos de arena donde la ley del más fuerte es implacable. Eso genera un aumento de la biodiversidad y una oxigenación del agua excepcional, que deja paisajes como los que los afortunados de las Islas Baleares acostumbran a ver.

Una planta cada vez más querida

Como todas las buenas historias de amor, la de los autóctonos baleares con la Posidonia ha ido creciendo a lo largo del tiempo y cada vez son más personas las que piensan en esta planta, disfrazada de alga, como una bendición. A quién conoce su verdadero valor, no le molesta verla en las playas, o en los fondos... al contrario, en Baleares sabemos que, sin ella, este emblemático mar no tendría su sello de identidad, y por ello, siempre vamos a apoyar y fomentar las buenas prácticas para su conservación.

Si quieres saber más, no te pierdas la entrevista con Marcial Bardolet, Técnico responsable del Servicio de Vigilancia de Posidonia del Institut Balear de la Natura (IBANAT.

¿Qué es la posidonia oceánica y donde la podemos encontrar?

MB: Es una planta del mediterráneo que ocupa toda la costa balear y tiene forma de pradera. Además, posee muchas propiedades beneficiosas para el medio ambiente. La posidonia es una de las plantas más antiguas, están datadas genéticamente de 100 mil años. Y es unas de las plantas más extensas del planeta.

¿Se puede encontrar esta planta fuera del mediterráneo?

MB: La posidonia oceánica solo se puede encontrar en el mediterráneo, pero existen otros tipos de posidonia, por ejemplo, las fanerógamas, que podemos encontrarla en Australia, pero no hay muchas con esta tipología. Si, podemos encontrar otras tipologías en otros lugares que son también praderas submarinas que también son plantas. Pero realmente como la posidonia oceánica no hay otra.

¿Existe una diferencia entre la posidonia oceánica y las algas? ¿Cuál sería la diferencia?

MB: La posidonia es una planta, que a diferencia de las algas tiene raíces, frutos y flores. Hace mucho tiempo estuvo fuera del mar, es decir, estuvo ocupando la superficie terrestre y por alguna razón volvió a entrar en el mar y digamos que respira. Es una tipología más sencilla y a nivel de categoría ecológica se encuentra a un nivel más avanzado que las algas.

¿Por qué razón esta planta se encuentra en peligro de extinción?

MB: Sufre varias amenazas, una de las más importante son:

El aumento de la temperatura del mar

Los vertidos al mar

Las prácticas ilegales de fondeos

¿Cuál es la función de la posidonia en el medio ambiente?

MB: Es una joya para el mar, cumple funciones vitales, como es la claridad del agua de las playas que rodean toda Baleares, ayuda a que el agua sea transparente.

Absorbe el CO2 y absorbe mucho más que un bosque tropical, genera oxígeno y crea el habitad perfecto para miles de especies marinas. Algo muy interesante es que la posidonia es capaz de generar arena.

La posidonia es vital para poder seguir teniendo playas con aguas preciosas y tan transparentes, y llenas de vidas y para seguir teniendo tan buena pesca.

¿Cuál es el ciclo de vida de esta planta?

MB: Estamos acostumbrados a verla en verano, tiene sus hojas que se van moviendo. En otoño, se reproduce y vemos sus flores verdes y, luego, en primavera, podemos ver sus frutos que son olivas de mar. Estas olivas flotan y algunas cuando se pudren, caen y estas semillas cuando caen al mar es lo que genera la planta de posidonia. En verano pierde sus hojas y se ponen de color marrón. Estas hojas marrones llegan a la playa en otoño y ayudan a que no se vaya la arena de la playa.

¿A qué profundidad crecen las posidonias?

MB: Se encuentra en toda la costa, se pueden encontrar a 0 metros (incluso hay posidonias que tocan el aire) hasta los 40 metros, siendo habitual entro los 0 – 30 metros. Además, suelen estar en zonas con arena, son continuas, pero con algunos huecos de arena.

Las praderas más grandes que tenemos en Baleares están en toda la bahía de Alcudia, Pollensa y la que hay entre Formentera e Ibiza. Son extensiones gigantes de unos 650 km2 de posidonia.

¿Crees que los yates y barcos le dan la suficiente importancia a esta planta?

MB: Afortunadamente, el contacto que tenemos con los capitanes de las embarcaciones es muy bueno. Como amantes del mar que son, no ponen ninguna oposición a las buenas prácticas y al buen trato de la posidonia. Todos sabemos que es un win/win.

Tenemos que ayudarles y darles a los capitanes las herramientas para que, simplemente viendo una cartografía, o usando aplicaciones puedan diferenciar dónde está la arena, y evitar la posidonia. En este tema todo el mundo gana.

Tenemos un servicio llamado Servicio Vigilancia de Posidonia, donde las embarcaciones grandes pueden llamar por el canal VHF, pueden consultar la información de dónde estamos, alguna cartografía o las aplicaciones que existen en la página web: posidonia.caib.es

¿Por qué has decidido estudiar en profundidad estas plantas? ¿Qué es lo que más te llama la atención de ellas?

MB: A veces la vida te va llevando por un camino y a mí me ha tocado la suerte de poder llegar a proteger la posidonia. Mi parte no es tan científica de estudios, sobre qué es la posidonia, mi parte es más la gestión de cómo protegerla. Es decir, para ello también hay que conocerla, obviamente debo tener los conocimientos de cómo funciona su ecología y eso me apasiona, pero también lo que al final se necesita para protegerla es cómo gestionas los impactos y a eso me he estado dedicando desde hace 13 años.

El proyecto europeo llamado life posidonia, ha realizado una gran cantidad de estudios y cartografías. A partir de ahí tuve la oportunidad de subirme a este gran barco que se llama Posidonia, y aquí seguimos ayudando a protegerlas.

¿Hay algún decreto para el cuidado de la posidonia?

MB: La posidonia ya está recogida en las directivas europeas, se encuentra en las leyes del Ministerio de España, en este caso en el Ministerio de Transición Ecológica, como una especie protegida.

Las leyes más concretas que se están haciendo sobre su protección, las encontramos por ejemplo en Francia que, a partir de los 24 metros, tiene una protección sobre los impactos en el fondeo. Y nosotros desde julio del 2018, tenemos la protección que es un decreto autonómico y que existe en Baleares. A la vez también se puede decir que estamos poniéndonos las pilas para poder tener cartografía y darle las herramientas a los navegantes para que puedan fondear con seguridad.

¿Cómo crees que podemos cuidar esta planta para futuros fondeos?

MB: Una buena herramienta, son las aplicaciones que existen, el Govern Balear tiene una, pero también existen otras en el mercado:

PosidoniaMaps

Donia

Con estas aplicaciones puedes saber dónde se encuentran las praderas de posidonias y si están impactando o no si vas a fondear. Es decir, puedes llevar tu aplicación en la embarcación y ahí tienes toda la cartografía, aprietas el botón y te indica si es un buen sitio para fondear o si podrías dañar la posidonia.

Esto es una herramienta buena para que los navegantes puedan fondear con tranquilidad y sepan que no están haciendo ningún impacto en la zona dónde se encuentran.

Nuestra web utiliza cookies. Al utilizar nuestra web, consideramos que aceptas su uso, según nuestra política de cookies.

Aceptar Más Información